Sobre lavados de cerebros

Al nacer ya eres parte de esta sociedad, bienvenido chaval
Clasificadle en un nuevo carnet de identidad, ya eres uno más, ya eres uno más

Eres un@ más – Ska-P – Planeta Eskoria

En el post anterior les hablaba de cómo el gobierno de Venezuela está utilizando niño de 12 a 18 años, lavandoles el cerebro, para formar una guerrilla comunicacional, pero, nobleza obliga, estamos frente a situaciones como éstas todos los días y no hacemos informes televisivos sobre esto; desde el día en que nacemos nos lavan el cerebro de diferentes formas.

Cuando todavía no poseemos conciencia somos bautizados (por lo menos a los cristianos nos echan agua y no nos cortan nada) y, a partir de ese momento, estamos sujetos a creer en un Dios todopoderoso, que sabe todo lo que hacemos y, que si no respetamos lo que él nos dictó hace 2000 años, nos va a mandar al infierno (a pesar de ser un Dios bueno es capaz de darnos un castigo eterno) . Y ni hablar de el hecho de hacernos ir todos los domingos a misa, colaborar (a pesar de que la iglesia es comandada por el estado mas chico y más rico del planeta), y difundir la palabra del señor, sin importar la edad que tengamos. ¿Acaso ésto último no es igual a lo que hace Chávez en Venezuela? (él vendría a ser El Señor)

Ejemplos como éste se repiten durante toda nuestra vida, desde lo más simple como puede ser el hecho de que nos hagan hinchas de un club de futbol hasta los peores ejemplos como la política y la religión, desde que nacemos estamos sujetos al lavado de cerebro de los que nos rodean.

Sin ánimos de parecer insistente con ésta banda, les dejo un tema que representa ésta idea:

Published in: on 29 abril, 2010 at 19:25  Comments (2)  

Guerrillas comunicacionales

Una guerra de medios manipula la verdad
Enséñale los dientes a la cara al Tío Sam
sin dar un paso atrás.

El Libertador – Ska-P – Lagrimas y Gozos

En las últimas semanas se ha venido hablando de la nueva iniciativa del gobierno de Venezuela; la creación de una guerrilla comunicacional. A pesar de que recién ahora los medios se hace eco de éste tema, éstas guerrillas ya existen desde hace tiempo, expresandose en las calles mediante grafittis y el uso de remeras distintivas con mensajes de liberación nacional y a favor del socialismo.

¿Pero entonces cuál es el problema con que la gente se exprese libremente a favor de un gobierno?

Que ésta guerrilla oficial creada en éstos días por Chavez está compuesta por chicos de entre 12 y 18 años.

Yo tengo 20 años, hace 2 años que dejé la secundaria, así que tengo varios recuerdos bastante claros de cómo era mi ideología en aquellos tiempos. Luego de entrar a una universidad, conocer gente proveniente de diferentes status sociales, con diferentes realidades y problemas sociales, me he dado cuenta que muchas de las cosas que creía verdad, ahora no lo son, por lo menos para mí (no hay verdades absolutas). Es por algo que uno se convierte en ciudadano recién a los 18 años y no antes.

El hecho de utilizar a chicos de 12 años que todavía no tienen una ideología propia formada (de chicos la mayoría de las personas tienen la ideología de sus padres) es una aberración, por más que estés defendiendo tu independencia.

Desde éste humilde lugar apoyo a los guerrilleros comunicacionales independientes, que no fueron convencidos en las escuelas por los profesores, si no que optaron por decisión propia expresarse libremente contra lo que ellos creen que está mal, pero repudio totalmente la utilización de menores, a los que básicamente les lavan el cerebro mediante charlas propias de un general hacia sus soldados.

Para cerrar les dejo el tema de Ska-p que cité al principio ya que me gusta bastante, aunque fue un poco malinterpretado por el gobierno de Venezuela. En el informe que pasaron en TN, cuando muestran el video donde los niños reciben las palabras finales en su iniciación, me pareció escucharlo de fondo. También estaría bueno que Chávez escuchara “Niño soldado” del cual se podría hacer una analogía perfecta con lo que está haciendo él.

Mario Bunge en “Noticias”

El otro día me avisaron que en ésta edición de la revista “Noticias” iba a haber una nota a Mario Bunge, uno de los físicos, filósofos y espistemólogos más conocidos de nuestro país (no debe haber muchos con esos tres títulos, así que no tiene mucha competencia). Además de ser conocido por ser un gran científico, lo es por hacer declaraciones polémicas sobre muchos temas, sobre todo contra las pseudociencias (considerando al psicoanálisis una de éstas y pidiendo el cierre de la facultad de psicología de la UBA). La nota a Mario la vendían en la primera página como “Mario Buenge contra el psicoanálisis y homeópatas”, por lo que pensé que iba a ser una nota de varias páginas con una larga entrevista al científico.

Hoy caminaba por la calle, pasé por un quisco de revistas y me acordé de esta nota, así que me compré la revista. Llegué a casa esperanzado de leer una buena nota sobre homeopatía y psicoanálisis (he leído bastante de homeopatía como pseudociencia pero nada de psicoanálisis) y me puse a leer la nota. Personalmente me llevé una decepción cuando me encontré con 2 páginas y media de nota, de las cuáles solo 5 preguntas son a Bunge y no se explica en ningún momento cuáles son las causas exactas de por qué se considera a la homeopatía una pseudociencia (del psicoanálisis Bunge explica que Freud no sabía nada del sistema nervioso y que no se puede hacer psicología sin tenerlo en cuenta)  y hasta se le da lugar a Mario Draiman (presidente de la Asociación Médica Homeopática Argentina) para que diga que los medicamentos alopáticos (los que se recetan y son testeados mediante el método científico) son los “principales causantes de muertes, junto al cáncer, los infartos y los accidentes de tránsito”, dejando a consideración propia que los remedios homeopáticos no tienen efectos secundarios directos sobre la salud (tampoco hay pruebas de que tengan efectos primarios, o sea, que curen realmente).

Además de verme horrorizado por ver que la gente de Noticias no puso (creo que Bunge hubiese respondido a esta frase en contra de los remedio alopáticos) una respuesta del científico a la frase, observé la impunidad que dan los pseudociencias cuando Draiman dice “(la homeopatía) tal vez empeora temporalmente el síntoma, pero mejora el ánimo. Es parte del proceso terapéutico”. Lo que es una clara confesión de que los remedios homeopáticos no son más que placebos.

El resto de la nota habla de los problemas que hubo en la facultad de medicina de la Universidad Nacional de Córdoba cuando se implementaron cursos de post grado en medicinas alternativas (ACA tienen un resumen de lo que pasó en la última semana con respecto a éste tema) ya que Mario Bunge fue una de las voces en contra más potentes, y de los dichos del epistemólogo sobre el psicoanálisis, donde dice que “(estudiar la psicología sin tener en cuenta el sistema nervioso) es como estudiar el caminar sin involucrar a las piernas o la digestión , sin las tripas. No puede ser un proceso separado del cerebro”, y dice que “(el conductismo) atrasa cincuenta años (…). La clave está en la psicología biológica“.

La feria para chicos

Desde que era chico me acuerdo de algunos años venir a Buenos Aires en vacaciones de invierno e ir a la feria del libro para chicos, nunca fui muy amante de la lectura y básicamente me divertía con todo menos con los libros, pero era un paseo que me gustaba, como a cualquier chico que le propusieran salir de vacaciones. Hace algunos años recuerdo haber asistido a la exposición para “los grandes”, obviamente no me pareció tan divertida, pero lo disfruté igual, seguía siendo un paseo. Es por eso que siento bastante aprecio por esa exposición, una exposición donde la gente va a ver libros, cultura, ver qué hay de nuevo. Además es el lugar donde cualquier escritor desearía presentar su libro, con gente que le interesa la lectura, y que, por más que no le guste el libro va a estar ahí para discutirlo, respetando al escritor y sus ideas (por lo menos así pensaba yo que se daban las cosas en esos ámbitos).

Pero éste fin de semana me llevé una decepción muy grande cuando vi dos noticias que me dejaron con la boca abierta. Primero el Viernes a la noche escucho que en la presentación del libro de Hilda Molina “Mi Verdad” se presentaron personas que defienden el gobierno de Cuba protestando contra la autora (Infobae, La Nación, Clarín, Crítica, la gente de Página/12 no se enteró de ésto). Todavía sorprendido por ésta noticia, ya que rompía con el concepto de “gente tolerate” que tenía yo sobre los que iban a la feria del libro, hoy veo en la televisión que otro grupo de gente había interrumpido la presentación de otro libro, ésta vez un libro contra el INDEC del señor Gustavo Noriega (Infobae, La Nación (con video), Clarín, Crítica. Página/12 todavía no levantó la nota).

Es por eso que me surge la pregunta: ¿No era ésta la feria del libro para la “gente grande”? ¿Acaso la “gente grande” no era la que habla y discute ideas?

En las de las noticias que puse más arriba se habla sobre una supuesta relación entre los manifestantes del viernes con el gobierno de Cuba y los de anoche con Guillermo Moreno.  Ojalá estén equivocados, porque no hablaría de lo pequeños que son los que fueron a hacer quilombo, si no también de lo que pequeño que son los que nos gobiernan, y eso es un gran problema.

Published in: on 26 abril, 2010 at 2:07  Comments (1)  
Tags: , ,

¿Qué es una pseudociencia?

Una pseudociencia es una disciplina, determinada por un conjunto de prácticas, creencias, conocimientos y metodologías no-científicos, pero que reclaman dicho carácter. Algunos ejemplos son: la astrología, la homeopatía, el feng shui, el tarot, la numerología, la parapsicología, la telepatía, etc.

Alerta Pseudociencias – ¿Qué es una pseudociencia?

Probablemente en este blog se nombre varias veces esta palabra, que no muchos conocen y que hasta hace poco tiempo yo era un ignorante más. Aunque nunca hayas escuchado hablar de las pseudociencias, es probable que tengas una idea de lo que estamos hablando. Básicamente se refiere, como lo dice la cita que abre este post, a la práctica de una disciplina que se dice ser científica, usa términos científicos, pero a la hora de comprobar sus efectos, lo hacen más parecido a una religión (dogmáticamente) que a una ciencia (mediante el método científico). Pero a diferencia de las primeras, las pseudociencias intentan convencer a la gente mediante el uso de vocablos y expresiones complicadas, que si te agarran desprevenido podés llegar a pensar que te está hablando un premio Nobel en medicina (?).

¿Cuáles son ejemplos de pseudociencias?

Bueno, no hace falta buscar mucho, con solo abrir el diario en la página correcta estarás en frente de una de las más conocidas y respetada por la sociedad (?): la astrología. Que con sus “estudios” de los astros y cómo se alinean son capaces de decirnos cómo somos en base a nuestra fecha de nacimiento (teniendo en cuenta hasta el minuto en el que nacimos).

Yéndonos a disciplinas un poco menos conocidas pero bastante difundidas y escuchadas (muchas de éstas las conocí hace poco) encontramos a la homeopatía (ya le voy a dedicar un post, no desesperéis (?) ), la ufología, la numerología, la grafología, la telepatía, la parapsicología… en fin, las pseudociencias son muchas y dependiendo del problema que tengas, siempre vas a encontrar alguna que te diga que tiene la solución.

¿Cuál es el problema con las pseudociencias?

Si pensamos en la astrología podríamos decir que el único problema que trae son los astrólogos que le cobran a la gente para predecirles el futuro. Sin embargo, muchas de estas disciplinas (a veces la astrología también) juegan con la salud de la gente, por ejemplo la homeopatía, la parapsicología y otras menos conocidas como la coleoterápia, el lavado colónico, etc. Y aunque probablemente algunas de éstas no tengan efectos secundarios directos sobre la salud (por ejemplo la coleoterápia te hace comer gorgojos para curarte del cancer, no creo que eso te cure ni te dé más cáncer aunque capaz que alguno te caiga mal), el problema principal es que por hacerle caso a la gente que lo recomienda, muchas veces se dejan de lado los tratamientos convencionales, lo que sí tienen efectos directos sobre la salud.

Entonces, mas allá de la plata que gasta la gente en remedios homeopáticos, gorgojos, lavados de colon y demás, el problema radica en los que suspenden los tratamientos científicamente comprobados y si todo sale mal la culpa es De la ciencia que no es lo suficientemente buena para curar su enfermedad, pero si todo sale bien, fue gracias a la manguera que te metieron por el culo los gorgojos que comiste.

Es por esto que escribo este post, no solo para alertarlos para que no sean estafados, si no para que más allá de si practican o no éstas alternativas no dejen de hacer los tratamientos que fueron comprobados mediante el método científico, que seguramente no es 100% efectivo, pero es lo mejor que tenemos.

Para tener más información y noticias sobre pseudociencias visiten Alerta pseudociencias

¿Qué es ser grande?

Los grandes hombres hablan sobre ideas, los hombres promedio hablan sobre cosas, y los hombres pequeños hablan sobre…. otros hombres*

Con esta frase arranca el libro “Matemática… ¿estás ahí?” de Adrián Paenza (Colección “Ciencia que ladra…”, Editorial Siglo XXI, Buenos Aires, 2005), un libro que nos lleva más allá de “los palotes” con los que aprendemos a hacer cuentas y enseñandonos a pensar como matemáticos, demostrando que la matemática también sirve en la vida real.

Entonces de eso se trata ser grandes, de pensar en ideas, discurtirlas, debatir, cambiar de pensamiento si es necesario, admitir que estamos equivocados, pero sin perder eso de vista, las ideas.

Pero ¿por qué ser grandes?…

A lo largo de la historia grandes hombres se dedicaron a pensar sobre por qué el mundo funciona así, eso nos ha permitido estar en el lugar donde estamos hoy, un mundo donde conocemos las leyes básicas que lo rigen, tanto en su física, su química y su vida. Pero falta más, mucho más. Quedan muchas cosas por conocer, y si no nos concentramos en discutirlas, va a ser muy difícil que lo logremos.

El día de ayer tuve la suerte de presenciar una clase especial de Gabriel Gellon que contó en forma breve cómo veían los griegos el resto del universo, y como unas grandes mentes (Copernico y Galileo) pudieron ir mas allá y pensar las cosas de una forma diferente. De todas formas, cuando terminó de contar las peleas entre Galileo y la Iglesia, nuestro profesor de física (esto fue en una clase especial de Física I) remarcó la importancia de aquel debate que casi le cuesta la vida a Galileo, ya que por más que la postura de la Iglesia tuviera connotaciones extra científicas, ambos bandos basaban sus posturas sobre teóricas que sí eran científicas (por aquellos tiempos las dos eran factibles), mientras que actualmente el mundo se encuentra inmerso en un debate sobre el origen del ser humano. Mientras que la comunidad científica (en su mayoría) apoya a la evolución planteada por Darwin, la Iglesia se empeña en sostener al creacionismo como fuente de creación, lo cual no es una teoría científica, por lo que todo debate va a ser en desigualdad de condiciones.

Es por esto que hoy planteo ser grandes, discutir ideas (siempre que tengan sentido)

*La frase original es de Eleanor Roosevelt y dice “Great minds discuss ideas; Average minds discuss events; Small minds discuss people.”
Published in: on 13 abril, 2010 at 14:17  Dejar un comentario  
Tags: , , ,