Breve introducción al darwinismo (derribando mitos) en el día de Charles Darwin

Hace 202 años nacía, en Inglaterra, Charles Darwin, el padre de la teoría de la evolución más aceptada actualmente por la comunidad científica (a pesar de la existencia de diferentes posturas en cuanto a los mecanismos); la teoría de la supervivencia del mas apto y la selección natural. Por eso voy a aprovechar este día (día de Darwin) para romper con algunos mitos (o mejor dicho, malentendidos) sobre esta teoría y aclarar algunas cuestiones evolutivas que suelen confundir  a la gente.

El primer mito a destrozar es el clásico ‘lo que no se usa, se pierde, por ejemplo, en algunas generaciones vamos a perder el dedo chiquito del píe porque no sirve’. Esta concepción de la evolución es mas bien Lamarckiana, donde los individuos se adaptan al medio por necesidad y transmiten los caracteres a las siguientes generaciones (por eso se la conoce como la teoría de los caracteres adquiridos). Esta teoría era altamente aceptada en su época, incluso en contraposición al fijismo de las especies adoptado por la iglesia, que suponía la creación de cada especie por parte de un dios y su permanencia inmutable a lo largo del tiempo. Sin embargo, en lo que sería uno de los viajes más importantes de la ciencia, a los 16 años de edad, Charles Darwin (creyente y defensor del fijismo) emprendió un viaje de 5 años hacia Sudamérica y las islas del Pacífico donde pudo observar algunas diferencias mínimas entre individuos de dos especies diferentes que le hizo replantearse su creencia. Fue a partir de ahí que comenzó una investigación basada en la minuciosa observación de diferentes animales, que lo llevo, a la edad de 50 años a la publicación de su obra máxima, ‘El origen de las especies’ (aprovechando el día, hoy empezaré su lectura). A pesar de que en su momento la teoría del inglés no contaba con un mecanismo biológico que lo explicara, el llamado ‘dogma central de la biología’ (no debería ser llamado ‘dogma’) nos explica cómo se transmite la información del ADN al ARN y de éste a las proteínas (que son las que expresan los caracteres), habiendo vuelta a atrás solo en el primer paso, lo que impide que los caracteres adquiridos en vida, puedan volver al ADN, que es la única forma de transmitir información a la descendencia. Por otro lado, para cerrar la explicación de por qué esto es un mito, la única forma de que la presión evolutiva genere la desaparición de un caracter en una especie, es que éste produzca algo negativo (lease: impedimentos físicos, gasto inútil de energía, disminución en la reproducción, etc) y disminuya la sobrevida en relación a los individuos que no cuentan con el mismo, por lo tanto, excepto que la gente que no tiene el dedo chiquito del pie tenga mayor probabilidad de supervivencia que los que lo tenemos, éste no va a desaparecer.

El segundo mito, que aunque no lo parezca, en parte tiene que ver con la evolución, es ‘nosotros utilizamos solo el 10% de nuestro cerebro’. Con la misma explicación utilizada anteriormente se puede solucionar este problema, ya que el solo hecho de pensar en que 9 de cada 10 neuronas de nuestro cerebro están de más nos hace preguntarnos por qué nuestro cuerpo gastaría tanta energía en mantener vivas el 90% de las células de un órgano, siendo el cerebro el mayor consumidor de glucosa del cuerpo humano. Esto es, sin duda, uno de los ‘algos negativos’ que mencioné en el párrafo anterior, un desperdicio de energía tan grande produciría que individuos que nacieran, por algún error genético, con menos cantidad de neuronas (faltando las inútiles) tuvieran mayor probabilidad de sobrevivir, ya que no necesitarían tanto alimento. Por otro lado, yendonos de la explicación evolutiva y recurriendo a pruebas biológicas, todos los estudios sobre el cerebro como resonancias magnéticas, tomografías computadas, rayos X, etc., muestran que no hay partes del mismo que no tengan actividad al enfrentar al individuo a diferentes estímulos.

Un malentendido histórico sobre la teoría de la supervivencia del mas apto (y es por eso que pongo en negritas ‘apto’) es llamarla ‘la supervivencia del mas fuerte’ acarreando problemas sociales, cuando en realidad Darwin explica en su teoría, que la especie que sobrevive al ambiente, no es necesariamente la más fuerte, si no la mejor adaptada a los problemas presentados por el mismo. Así, el ejemplo clásico citado por casi todos los que nos referimos a ‘El origen de las especies’, en el archipiélago de las Galápagos existían en dos islas diferentes, dos clases de pinzones, cada una con picos levemente distintos, adaptados al tipo de fruto que comían. La suposición de Darwin fue que ambos pájaros provenían de una especie en común, que a lo largo del tiempo se dividió azarosamente, produciendo, al menos, las dos observadas por él, las cuales sobrevivieron cada una en el ambiente donde su adaptación les permitía alimentarse con mayor facilidad que a las otras.

En este momento no se me ocurren más mitos, y espero que entre las explicaciones de por qué son mitos encuentren una explicación a la evolución lo suficientemente clara. En caso de que les surja alguna duda o se den cuenta de algún error cometido, por favor haganmelo saber lo antes posible.

UPDATE:

Para dar una mejor explicación de lo que significa la supervivencia del más apto y la selección natural es necesaria una explicación de cómo se dan esas adaptaciones en las especies, y es acá donde actualmente se está haciendo la mayor parte de la investigación y donde hay más discrepancias. Una de las corrientes existentes, es la de las mutaciones producidas al azar en la transmisión de la información genética (el mecanismo celular de duplicación del ADN no es perfecto) a la descendencia. Así, tras varias (muchas) generaciones acumulando mutaciones, se puede llegar a observar un cambio en el fenotipo. Es importante aclarar en este punto que como se trata de un mecanismo a largo tiempo donde se ven involucradas varias generaciones, estas mutaciones van pasando de generación en generación, generando que se dispersen dentro de la especie. Una vez que la acumulación de mutaciones dio un cambio  significativo en el fenotipo, los individuos con este fenotipo, van a soportar la presión del ambiente, que, como explicaba antes, consiste en que aquellos que cuenten con las adaptaciones que le permitan vivir más, reproducirse más fácilmente, le confieran una habilidad para evitar predadores, o cualquier otra facilidad para vivir, serán los que prevalezcan en el tiempo.

Anuncios
Published in: on 12 febrero, 2011 at 22:43  Comments (4)  
Tags: , , ,

Festejemos el nacimiento de nuestro salvador

Este 25 de Diciembre es nuestro deber recordar a aquel que nació y vivió toda su vida para darnos lo mejor. A partir de sus aportes a la humanidad, la visión del mundo cambió completamente, es por eso que celebrar su nacimiento es lo menos que podemos hacer como sociedad.

El 25 de diciembre de 1642 (calendario Juliano) nacía en Inglaterra el mayor científico de la historia. Durante sus 84 años de vida hizo 4 de los más importantes aportes a la ciencia moderna, siendo él uno de sus fundadores, además de muchos otros aportes de menor importancia:

1- Desarrolló el cálculo y fundó las matemáticas superiores

2- Fundó la óptica al descomponer la luz en los colores del espectro

3- Fundó la física moderna al establecer las leyes del movimiento

4- Fundó la astronomía moderna con la ley de la gravitación

Desde “Seamos Grandes” apoyo la celebración de un hecho real, como el nacimiento del científico que más aportó a la ciencia moderna, y no la de un mito. Para cerrar este post, utilizo la imagen generada por atheist.org a pedido de Magonia con su traducción libre del lema “You know is a myth, this season celebrate reason”.

FELIZ NEWTONIDAD

Click en la imagen para descargar en buena calidad

Published in: on 17 diciembre, 2010 at 21:18  Comments (1)  
Tags: ,

¿Para qué estudiar matemática? (Parte II)

Como anticipaba en el post anterior, se venía una (breve pero interesante) secuela sobre la necesidad de estudiar matemática, esta vez movido por otro texto extraído de la colección de la editorial Siglo XXI “Ciencia que ladra”:

(…) Baste aquí decir que las ciencias naturales y la matemática marchan de la mano. Ante cada nueva ola de evidencia experimental, una matemática nace para ponerla en palabras. A veces, como ocurrió con Newton y Poincaré, lo que decía decirse era tan intenso (y sus protagonistas tan talentosos), que la matemática fue desarrollada por ellos mismos. En otros casos, allí estaba ella,  y acaso podemos preguntarnos si el hecho de que la matemática estuviera lista no fue lo que permitió que la evidencia del laboratorio pudiera ser relatada (…).

Causas y azares. Gabriel Midlin
Colección “Ciencia que ladra”, Siglo XXI

Y creo que no hay mucho más que aclarar, ambas citas hablan por si solas. En la primera parte, Paenza nos decía que nunca podremos apreciar la matemática si nos quedamos con lo que nos enseñan en la escuela, que no es más que el “aprender a leer”, para en su momento, llegar a los cuentos de Cortazar (o su autor preferido). Y acá es donde llega Gabriel Midlin, a ponernos un poco más en claro cuales son los análogos de Cortazar en las matemáticas: la comprensión de la naturaleza. Es por eso que es tan importante el estudio de la matemática para todo aquel que quiera, en algún momento, comprender el funcionamiento de este mundo (a nivel naturaleza, no social). Sin la correcta aplicación de la matemática, resulta imposible describir con certeza los procesos que gobiernan el universo, imposibilitando la predicción sobre sistemas dados determinados factores que lo afectan.

Published in: on 6 octubre, 2010 at 2:48  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

¿Para qué estudiar matemática?

Este post es solo un copy-paste de mi otro blog, que a su vez es un copy-paste de la 4º entrega de Matemática…¿estás ahí? (espisodio 100), pero lo pongo acá porque en algunos días voy a estar publicando nuevamente (si, más de un mes sin publicar y ahora lo voy a hacer dos veces casi seguidas) algo relacionado a este tema y quisiera que ya vanyan leyendo este hermoso texto de Adrián Paenza para agilizar la lectura del siguiente post. Tal vez a primera vista parece largo, pero como todos los textos de Paenza, son muy amenos para leer y sin mayores rebusques.

Usted, ¿sabe manejar? Si sabe, en algún momento tuvo que pasar la tortura del aprendizaje. Si no sabe, igual va a entender el ejemplo que sigue, porque lo va a relacionar con alguna otra cosa. Sígame por acá. Cuando alguien nos enseña a manejar, uno parece descoordinado, con problemas motrices, con dificultades para retener lo que se nos dice: mirar para atrás, poner primera, mirar para los dos costados, ir acelerando con el embrague apretado, ir soltando el embrague, coordinar ambos movimientos de modo tal que el auto no corcovee ni se plante, no soltar las manos del volante, mirar para adelante ahora, y encima, cuando todo parece que ya funciona… ¡hay que poner segunda!¿Cómo segunda?
Y todo lo del principio que tanto me costó… ¿ya no sirve más? Eso sin contar los escandalosos gritos de quien está al lado en el supuesto papel de copiloto/entrenador.
Sin embargo, por más que haya dificultades, por más trabas que aparezcan en el camino, el premio lo vale. Es decir, uno quiere aprender a manejar, porque vale la pena. Es mejor sabe manejar que no saber hacerlo.
De la misma forma, uno quiere aprender a usar una computadora, a navegar en Internet, a bajar música para un iPod, a manejar un reproductor de DVD, o utilizar con destreza un videojuego, o una filmadora… O cualquier aparato o artefacto electrónico que requiera cierta destreza o habilidad (usted agregue cualquiera de los ejemplos que me faltan a mí).
En cada uno de esos casos hay un objetivo que uno quiere cumplir. <Uno sufre el proceso de aprendizaje, se frustra un poco (o mucho), pero uno quiere. Y punto. El resto, poco importa. ¡Y ésta es la clave de lo que pasa con la matemática! Uno no quiere hacer el esfuerzo, o mejor dicho, no quiere hacer ningún esfuerzo, porque no entiende ni por qué ni para qué valdría la pena hacerlo. ¿Qué hay del otro lado del camino por lo que valdría la pena invertir tiempo, esfuerzo y malasangre? Y la respuesta es que, como uno no ve la potencial ganancia, no está dispuesto a hacer un esfuerzo, ni tolerar ninguna frustración.
La matemática, tal como se enseña, no seduce a nadie. Es como si nos obligaran a querer lo que no queremos. Y por eso la rebelión de los jóvenes, que se resisten y la rechazan. ¿Acaso no le pasó lo mismo a usted?
Nadie (en su sano juicio) quiere aprender nada si no entiende que al final del camino tendrá algo que lo mejore, lo capacite, le agregue alguna destreza que no tiene o bien le permita disfrutar más
de la vida.
Cuando uno está en el proceso de aprendizaje de cualquier actividad, repite las reglas en forma automática, con miedo a equivocarse y respetando “lo que dice el manual”, sin creatividad: uno es sólo un “repetidor”. Con el tiempo, con la experiencia, con la práctica, se permite no mirar el teclado mientras escribe, ni prestar atención al embrague cuando maneja, ni a los escalones cuando sube o baja una escalera ni a mantener el equilibrio cuando maneja una bicicleta, etcétera.
Si bien no soy cirujano, intuyo que no es lo mismo operar el primer corazón o el primer cerebro que el número cien. No es lo mismo enfrentar una cámara con millones de espectadores la primera vez en un programa en vivo que hacerlo en la décima temporada ininterrumpida. Ni hacer aterrizar un Jumbo con 400 pasajeros después de una década de hacerlo sistemáticamente. La experiencia permite que uno pueda crear, hacer piruetas en el aire, porque la experiencia es la que provee la red que nos vuelve valientes.
Uno pone un gran esfuerzo para aprender a leer y a escribir, pero ese esfuerzo, a la larga, paga. Uno tiene más oportunidades en la vida si está alfabetizado que si no lo está. Y eso se entiende bien, y si uno no lo entiende, lo entienden los padres.
La matemática no cuenta con adeptos porque uno nunca logra atravesar la etapa de los palotes o de las letras, y nunca llega a los poemas, a las novelas, a las historias de princesas o a la ciencia ficción. En definitiva, uno nunca llega al punto de poder usar su creatividad. No parece haber nada por hacer, como si todo estuviera contestado, todo dicho… Y no sólo no es así, sino que todo lo que hay por descubrir o inventar es de un volumen increíble. Miles de matemáticos en todo el mundo piensan problemas cuya solución se ignora, y no sólo hoy, porque hay preguntas que se plantearon hace cuatrocientos años y aún no se sabe qué decir al respecto.
Es hora, entonces, de buscar diferentes maneras de seducir y de mostrar que “el mundo del revés” que contiene princesas, panteras rosas y pájaros locos está de este lado también. Del de la matemática, digo.

Published in: on 27 septiembre, 2010 at 23:27  Dejar un comentario  
Tags:

Lo mejor de TEDxBuenosAires

Hace mas o menos un mes y medio se realizó en Buenos Aires el primer TEDxBuenosAires (valga la redundancia) al que tuve la suerte de poder asistir. Fue en estas charlas, gracias a la presentación que hizo el maestro de ceremonias Adrían Paenza (donde utilizó la frase que le da nombre a este blog), donde se me ocurrió armar este blog. Para los que no sepan de qué se tratan las charlas TED les recomiendo que se pasen por su página y vean algunas ya que son muy buenas, de todos modos les comento que la idea de estas charlas es muy parecida a la de este blog, hablar de ideas (cualquier coincidencia es casualidad :P).

Este fin de semana (se hicieron esperar los muy…) la gente organizadora del TEDxBuenosAires subió, al fin, los videos de las charlas. Si quieren verlos todos les dejo el link a la página oficial, pero acá les voy a dejar las que a mí más me gustaron:

Mariano Sigman – La máquina que construye la realidad

Esta charla fue la primera del día y fue como la mejor forma de arrancarlo; en ésta, Mariano Sigman (físico especializado en neurociencia) explica un poco cómo funciona el cerebro y cómo ésto nos puede ayudar a comunicarnos con personas que no pueden expresarse, entre otras cosas.

Gabriel Gellon – Expedición ciencia. Viaje al centro del pensamiento científico

Gabriel Gellón es doctor en biología, trabajó varios años como investigador en EEUU y luego se volvió a Argentina a trabajar como profesor en una escuela secundaria. Después de ver que la enseñanza de la ciencia estaba mal planteada, se dedicó a diseñar nuevas formas de enseñarlas. Fue así que llegó a crear un campamento educativo llamado expedición ciencia, en él, chicos de la secundaria son llevados por el camino que recorrió el hombre a través de la historia para descubrir las maravillas del mundo en el que vivimos.

Alberto Kornblihtt – Los genes, la evolución y nosotros

Alberto Kornblihtt es biólogo, actualmente es investigador en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires y es profesor titular de la materia Introducción a la Biología Molecular y Celular en la misma facultad. Desde hace varios años se dedica al estudio de la expresión de los genes, más precisamente, de cómo a partir de un mismo gen, se pueden producir varias proteinas (splicing alternativo). Además de hablar de esto, la charla demuestra cómo las ingeniería genética y sus avances afectan directamente a la sociedad.

Éstas fueron las tres charlas que a mi más me gustaron, esto puede estar condicionado por el hecho de haber tenido como profesor a Alberto kornblihtt, tenerlo actualmente a Mariano Sigman y haber presenciado una clase especial de Gabriel Gellón (preparada por Sigman). De todos modos, les pido que no dejen de ver las charlas de Jaime Lerner (Cómo pensar una ciudad), Rafael Spregelburd (El ocaso del significado), Mercedes Salado Puerto (Antropología forense. Ciencia y derechos humanos), José Cibelli (Cómo reiniciar el reloj biológico) y Matías Zaldarriaga (Descubriendo el universo). Además les recomiendo los dos interludios musicales que hubo; Axel Krygier y Marcelo Moguilevky.

Estas fueron mis recomendaciones, los demás videos quedan a su criterio mirarlos a no, no me hago responsable si no les gustan.

PD: Me hubiese gustado empezar el post con el video de Paenza en el que dice la frase que le da nombre a este blog, pero la gente de TEDxBuenosAires no lo subió, es una lástima porque explicaba de una muy buena forma qué significa ser grande