¿Para qué estudiar matemática? (Parte II)

Como anticipaba en el post anterior, se venía una (breve pero interesante) secuela sobre la necesidad de estudiar matemática, esta vez movido por otro texto extraído de la colección de la editorial Siglo XXI “Ciencia que ladra”:

(…) Baste aquí decir que las ciencias naturales y la matemática marchan de la mano. Ante cada nueva ola de evidencia experimental, una matemática nace para ponerla en palabras. A veces, como ocurrió con Newton y Poincaré, lo que decía decirse era tan intenso (y sus protagonistas tan talentosos), que la matemática fue desarrollada por ellos mismos. En otros casos, allí estaba ella,  y acaso podemos preguntarnos si el hecho de que la matemática estuviera lista no fue lo que permitió que la evidencia del laboratorio pudiera ser relatada (…).

Causas y azares. Gabriel Midlin
Colección “Ciencia que ladra”, Siglo XXI

Y creo que no hay mucho más que aclarar, ambas citas hablan por si solas. En la primera parte, Paenza nos decía que nunca podremos apreciar la matemática si nos quedamos con lo que nos enseñan en la escuela, que no es más que el “aprender a leer”, para en su momento, llegar a los cuentos de Cortazar (o su autor preferido). Y acá es donde llega Gabriel Midlin, a ponernos un poco más en claro cuales son los análogos de Cortazar en las matemáticas: la comprensión de la naturaleza. Es por eso que es tan importante el estudio de la matemática para todo aquel que quiera, en algún momento, comprender el funcionamiento de este mundo (a nivel naturaleza, no social). Sin la correcta aplicación de la matemática, resulta imposible describir con certeza los procesos que gobiernan el universo, imposibilitando la predicción sobre sistemas dados determinados factores que lo afectan.

Published in: on 6 octubre, 2010 at 2:48  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,